miércoles, 28 de marzo de 2007

TEMBLAD, QUE APARECIÓ LA TORMENTA

Sol: yo soy Tormenta,
y cuando mi furor despierta
apago tu luz en la tierra
y os privo de ese calor.
Luna: yo soy espuma
y aunque distante,"flamenco",
y pongo en tus noches frías
cantos alegres de poesía.
Sol: si tu alma trina,
cuando despierto suspira;
y tus romances se van al traste
porque yo pongo noche en el día.
Luna: tú ya estás llena
no necesitas otra quimera,
al fin y al cabo también mi trueno
tiene acordes de melodía.
Sol: tapa tu frasco de esencia,
no te interpongas y ten paciencia,
ya que en dos meses
vendrá a tu vida esa luciérnaga.


Coro Sol,Luna y tormenta:

Sol: Beso a mi chica y me detengo,
tengo paciencia.
Luna: Yo ya confío en la tormenta
y la recuerdo.
Tormenta: cuando me calmo lleno los ríos,
mares y cielos de los ensueños.


Dioses del cielo, pensad, que ese segundo que os separa
lo compartimos todos los días, y algunas noches...
de poesías.


Ha sido un placer

1 comentario:

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

La verdad este poema me gustaria que me lo explicaras, para entender mejor su sentido, la tormenta eres tù? pues ya me pongo a temblaaaaaaar, besooos Ma.Jo