sábado, 24 de marzo de 2007

LOS DOS HEMOS PERDIDO

¿Sabes bien en treinta años
todo lo que te has perdido?
Te has perdido mi cariño
puro, como si fuéramos niños,
te has perdido las miradas
que te hubiera dirijido
en esas noches calmadas
en el lecho, tú conmigo.
Te has perdido mis sonrisas
al verte alborozada
contagiado de tus risas,
por ser mi mujer amada.
Te has perdido mi respeto,
mi apoyo incondicional,
mi compañía has perdido
un año tras otro año,
algún que otro soneto
y la dicha sublimal.
Y aun así yo te he querido
recordándote a diario.
Son un millón cien mil besos
todos los que te has perdido,
por cada día cien besos
fueron quedando conmigo.
¡Ah!, también cien mil has perdido
de mis masajes bien hechos,
unos serían sencillos
otros serían completos.
Pero todo viene a cuento,
para poder explicarte
en este preciso momento
lo que es más importante.
¿QUÉ ES LO QUE YO HE PERDIDO?
El gran amor de mi vida,
el amor de mis amores,
el ángel de la alegría,
la que rompe corazones.
He perdido el placer
de acariciar tus cabellos,
de besar tu lindo cuello,
de mirar tus ojos bellos,
de sentir junto a mi pecho
la suavidad de tus senos,
de que mi piel tenga celos
de tu piel de terciopelo,
de rodear tu cintura
paseando junto al mar
mirando los dos la luna
viendo las olas llegar,
De irnos juntos a casa
para en familia cenar,
y juntos los dos en la cama
de nuestras cosas hablar.
De que solo tu presencia
a mí me llene de paz.
De iniciar algunos juegos
y el placer acrecentar,
y después de algunas horas
de mucho y mucho jugar,
con amor y suavidad
tu sexo yo penetrar,
y sentir la explosión
de ese deseo carnal
que a los dos con gran pasión
nos ha llegado a la par.
¡Yo soy quien más ha perdido!

2 comentarios:

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Creo que pierde quien no ha sabido ser merecedor de ese amor, de esa entrega, creo que quien mas perdio fue la contraparte porque lo que tu has dado sin condicion, nadie te lo puede quitar, y con creces te has ganado mi cariño y mi admiracion, besos Ma.Jo

ebelin dijo...

esta poesia me gusta en especial, ya la habia leido, pero hoy te voy a decir algo, si hubieras estado esos 30 años con ellas, habrias perdido todo lo que ganaste los ultimos que pasaste. porque la rutina, los problemas, los hijos y en definitiva la vida, rompe con todo embrujo.
asi que Santiago creo que deberias hacer otra poesia, diciendo gracias por quitarme los 30 años y darme, lo que me diste.
mi gran admiracion y mi te quiero sobre todas las cosas.
porque eso no cambia.